CINCO CONSEJOS PARA ALIMENTARSE SALUDABLEMENTE

Es una realidad: El actual estilo de vida moderna y agitada de la ciudad ya no te da tiempo para comer aquello rico que te preparaban en casa con toda la calma propia de esa época, pero hay cosas que no van a cambiar porque son fundamentales, por lo que no debieras ignorar, ni aplazar y una de ellas es alimentarte. ¿Entonces, qué puedes hacer para que durante el día a día te alimentes y desarrolles tus ocupaciones sanamente? Los siguientes cinco consejos te lo van a permitir:


1.       Asegura que tus comidas contengan siempre de diferentes grupos de alimentos:
Recuerda que los alimentos se pueden clasificar en grupos de acuerdo a la función que desempeñan en tu cuerpo:  Los energéticos que aportan la energía que necesitan las células para funcionar (Como lo son los azucares, las harinas y las grasas), los constructores que se encargan de crear los tejidos y los órganos (Representados por las proteínas) y los reguladores que se encargan de mantener el normal funcionamiento de todos los procesos metabólicos de tu cuerpo (Aquí se encuentran las vitaminas y los minerales, que provienen en su mayoría de productos de origen vegetal). Así que cuando vayas a comer, piensa que tu menú quede conformado por alimentos de estos tres grupos lo que asegurará que te nutras balanceadamente.




2.       Recuerda consumir agua y fibra diariamente:
 Junto con consumir de los tres tipos de alimentos cada vez que comas, debes tener presente que es muy importante que los consumas junto con agua, generalmente contenida en las bebidas que tomas. Así mismo procura que tus alimentos contengan fibra, la cual está presente en los vegetales y panes integrales. El agua es indispensable para la vida, interviene en muchísimos procesos de tu metabolismo y junto con la fibra asegura que tu digestión funcione adecuadamente.   

3.       Come en cantidades adecuadas:
De nada te va a servir comer variado si la cantidad de lo que consumes es insuficiente o excesiva: Si es muy poco lo que consumes, los requerimientos de energía (Las calorías) que tu actividad diaria exige y tu organismo necesita no lograrán recuperarse y te iras debilitando hasta enfermar. Por el contrario, si comes demasiado, tu organismo tomará las calorías que necesita, el excedente lo guardará como reserva y tu lo verás representado en tu cuerpo como depósitos de grasa, te subirás de peso y eso te predispondrá a muchas otras enfermedades.

4.       Respeta los horarios para alimentarte:
Tan importante como es comer balanceado y proporcionado, lo es comer con una periodicidad adecuada: Aliméntate en la mañana, al medio día y en la noche. Eso asegura que los niveles de azúcar en la sangre (Glicemia) se mantengan estables y dentro de niveles normales durante las 24 horas del día, previniendo bajas de azúcar (Hipoglicemia) o peor aun su aumento permanente (Diabetes). Si respetas los momentos que necesita tu organismo para alimentarse, él te respetará y va a funcionar como tú lo necesitas.

5.       Come rico:
A nadie le gusta comer lo que no le agrada y ya que todos necesitamos alimentarnos sanamente, que mejor que comer cosas que nos resulten agradables en su apariencia, combinación, sabor y textura. Eso asegura que te motives a dedicar las veces necesarias para alimentarte de manera adecuada todos los días, te mantengas sano y con la energía suficiente para lograr tus objetivos. 

Alimentarse sanamente no es tan difícil, podemos asesorarte de manera personalizada cualquiera sea tu régimen alimentario (Ovnivoro, vegetariano, vegano, etc.), comunícate con nosotros y pide tu cita ahora mismo!